El calor exterior puede ser insoportable, especialmente en los meses de verano, particularmente con los efectos radicales del cambio climático. Debido al clima sofocante, la mayoría de las veces optamos por activar nuestros sistemas de aire acondicionado para mantenernos cómodos y frescos.

Pero hay otras formas de enfriarse que no requieren un aumento en su factura eléctrica. Aquí hay unos excelentes 12 consejos sobre cómo mantenerse cómodamente fresco incluso cuando hace mucho calor.

1. Comer comidas más pequeñas pero con más frecuencia. Cuando consume una comida abundante, especialmente una rica en proteínas, el calor metabólico en su cuerpo aumenta para ayudar a descomponer y digerir los alimentos. Un aumento en el calor metabólico también significaría un aumento en la temperatura de su cuerpo.

2. Imagínate en un paraíso invernal. La investigación ha demostrado que cuando te imaginas estar en un entorno frío, tu cuerpo reacciona a estas fantasías reduciendo la temperatura de tu cuerpo.

3. Corra las muñecas con agua corriente fría durante al menos unos segundos cada dos horas. La arteria cubital, un vaso sanguíneo principal, recorre su muñeca, por lo que esta acción ayudará a enfriar la sangre que pasa por su sistema.

4. Guarde las sábanas en una bolsa de plástico y póngalas en la nevera durante un par de horas antes de golpear el saco. Las sábanas frías te ayudarán a dormir mejor, ya que la temperatura de tu cuerpo descenderá cuando te duermas.

5. Coma algo picante, aunque en su lugar puede desear un helado. Los alimentos fríos estimulan los receptores de calor que mejoran la circulación y producen sudor que enfría el cuerpo.

6. Black Cohosh, una bebida herbal americana nativa, ha sido clínicamente probada para remediar los sudores nocturnos y los sofocos en las mujeres menopáusicas. Funciona en el hipotálamo, la parte que regula la temperatura de nuestro cerebro.

7. Consigue un Chillow, un dispositivo que pegas en tu funda de almohada a tu almohada. La investigación ha demostrado que los durmientes que usaron este dispositivo cayeron en un sueño 68% más rápido.

8. Tome una ducha tibia o tibia. Aunque una ducha fría puede ser tentadora en los días calurosos, su cuerpo tendría que generar calor después para compensar la pérdida de calor.

9. Enrolla algunas toallas de cara, metelas en el congelador y colócalas en una bolsa de plástico cuando salgas. Cuando te sientas caliente, saca una y ponla sobre tu cara para que se enfríe.

10. Considera la posibilidad de limpiar tu sótano para que puedas relajarte cuando las temperaturas suban. Los sótanos son generalmente 10-15 grados más fríos que el resto de su hogar.

11. Manténgase alejado de los colores oscuros y opte por usar ropa ligera y de colores claros, preferiblemente en material de algodón. Los colores claros reflejan el calor del sol y no lo absorben como lo hacen los colores oscuros.

12. El clima caluroso puede dejarte anhelando una cerveza fría, pero cuando el sol está más caluroso, es mejor evitar el alcohol, ya que esto deshidrata el cuerpo. También evite las bebidas altamente cafeinadas como el café y los refrescos, ya que aumentan el calor metabólico de su cuerpo.

Estas son solo algunas formas de mantener el cuerpo fresco. Elige cuáles funcionan mejor para ti.

Deja una Respuesta