Los electrodomésticos destinados a cocinas comerciales son generalmente más caros que los utilizados en cocinas residenciales. Esto es grande debido a las tareas de trabajo pesado que deben realizar tales aparatos. A diferencia de los hogares domésticos, los restaurantes y las panaderías implican una mayor intensidad de trabajo y largos períodos de trabajo.

Obviamente, el mayor costo de los aparatos de cocina comerciales indica muchos aspectos subyacentes que pueden no encontrarse en las variedades de cocina doméstica. Cuando compre tales aparatos para su negocio de alimentos, debe ser sumamente consciente de todos los aspectos vitales.

1. alta calidad

El estándar australiano 4674-2004 (Diseño, construcción y equipamiento de las promesas de alimentos) proporciona pautas específicas sobre los requisitos mínimos de calidad para los electrodomésticos en las empresas de alimentos. Estas pautas deben cumplirse estrictamente, ya que son fundamentales para la eficiencia y seguridad de un establecimiento de alimentos.

Una de las razones por las que los aparatos de cocina comerciales están hechos de materiales pesados ​​es porque las empresas de alimentos operan durante largos períodos de tiempo. Por lo general, encontrará equipos hechos de hierro o acero inoxidable, que pueden soportar un uso pesado y continuo. En casa, es posible que solo necesite preparar los alimentos temprano en la mañana y tarde en la noche, que es un período de tiempo extremadamente limitado en comparación con un período de tiempo de operación de 12 o 24 horas en restaurantes y panaderías, respectivamente.

2. Mayor volumen

Una de las características más obvias de los aparatos comerciales es la mayor capacidad de volumen en comparación con los equipos domésticos. Incluso los electrodomésticos utilizados por familias numerosas no pueden compararse con la capacidad requerida en restaurantes o panaderías.

Los restaurantes y las panaderías no solo preparan grandes cantidades de alimentos, sino que también utilizan algunos aparatos a la vez. Aquí, el negocio de alimentos no solo necesitará estufas y hornos más grandes y más espaciosos, sino también algunos de estos aparatos para manejar los horarios de operación intensivos.

3. Eficiencia

Si comienza por el consumo de energía de su estufa, horno o refrigerador en su hogar, se sorprenderá por el consumo de energía mega de aparatos similares en una configuración comercial. Esto se debe a las tareas de servicio pesado a las que están sujetos estos aparatos. Por lo tanto, estos aparatos deben poseer la mayor eficiencia posible; De lo contrario, los costos de administrar su negocio de alimentos se dispararán.

La eficiencia no solo afectará el costo de la preparación de los alimentos, sino que también afectará la velocidad de la preparación de los alimentos. Los hornos y las placas de cocción altamente eficientes se calientan mucho más rápido y también muestran una mayor eficiencia en el proceso de cocción, lo que garantiza que los alimentos se preparen mucho más rápido.

Un aparato que elabora claramente una velocidad de coquización más rápida debido a procesos de cocción eficientes es el horno de cocción comercial. Un ventilador dentro de su interior distribuye el calor de manera uniforme, ya que reduce las burbujas de aire frío. El resultado final es una preparación mucho más rápida de la comida cocinada uniformemente.

4. seguridad

La Norma de seguridad alimentaria 3.2.3 (Instalaciones y equipos de alimentos) proporciona directrices claras sobre seguridad en las empresas alimentarias. Tales pautas incluyen requisitos para características de seguridad en aparatos comerciales.

En primer lugar, el equipo utilizado en restaurantes o panaderías debe tener la capacidad de cocinar adecuadamente los alimentos, lo que evitaría casos de intoxicación por alimentos u otras enfermedades relacionadas con los alimentos. El equipo también debe poseer características de seguridad para proteger a los trabajadores, que incluyen protectores de dedos y protectores térmicos.

Deja una Respuesta