Las guerras climáticas y los días se hacen más largos y las personas se liberan de las garras de la hibernación invernal para pasar más tiempo al aire libre. Las flores florecen, la hierba crece y las parrillas brillan. Mirando a sus vecinos, usted decide que usted también desea unirse a las filas de los maestros de la barbacoa. Te imaginas a ti mismo, con una espátula en la mano, con un delantal que dice “Kiss the Cook” y sirve delicias culinarias a tus amigos y familiares. Sacudes la cabeza para despejar el ensueño. El primer paso de este viaje hacia la grandeza de la barbacoa es comprar una parrilla.

Hay varios factores a tener en cuenta al seleccionar su parrilla. El primer problema que debe considerar es la ubicación, la ubicación, la ubicación. Una vez que tengas tu nueva parrilla, ¿dónde la vas a poner? Saber dónde va a colocar la parrilla le dará una idea de qué tan grande puede comprar una parrilla. ¿Estarás asando al aire libre tanto dentro como fuera? ¿Tiene una cantidad limitada de espacio para almacenar su parrilla? ¿Vive en un lugar donde puede dejar la parrilla afuera por largos períodos de tiempo o necesita llevar la parrilla dentro de un lugar a otro? ¿Cuántas personas usarán la parrilla para cocinar regularmente? Si tiene una familia con seis hijos con gran apetito, comprar una pequeña parrilla portátil de solo catorce pulgadas de diámetro probablemente será más doloroso que simplemente cocinar en una sartén en la estufa.

Una vez que haya determinado la mejor ubicación para la parrilla, el siguiente elemento que debe tener en cuenta es qué método utilizará para alimentar los incendios debajo de su comida. Se produce un gran debate en todo el internet: ¿propano o carbón? La mayor parte de este argumento en particular se basa en el tiempo de cocción y el sabor de la comida. Los partidarios del carbón de leña dicen que puedes probar el carbón en la comida. Esta es una preferencia de gusto personal. Los partidarios del propano dicen que el propano es más rápido. Si va a estar interrogando entre trabajar todo el día y llevar a los niños a la práctica deportiva, hay algo de mérito en este argumento. Investigar este tema es la mejor manera de ir. Chatea con aquellos vecinos que tienen parrillas. Pregúnteles cuáles prefieren y por qué. Pida una prueba de sabor que demuestre las capacidades de su parrilla. Al final, la decisión sobre qué combustible cocinará su cena es una elección completamente personal.

Otro elemento a considerar es el aspecto monetario de esta compra. Comprar una parrilla puede ser barato o lujoso. Una búsqueda rápida de “parrillas” en la subcategoría de deportes y actividades al aire libre en http://www.amazon.com me brindó 5,864 resultados. No todos eran parrillas reales, pero las parrillas tenían un precio desde poco menos de $ 20.00 por una parrilla portátil a $ 1,275.00 por una parrilla del MVP de los New England Patriots. Con una gama tan amplia de precios, es posible encontrar la parrilla perfecta para usted en su rango de precios. Decide cuánto quieres pagar por una parrilla y deja que empiecen las compras.

Con todos los diferentes tamaños, estilos y métodos de cocción, comprar una parrilla puede parecer desalentador. Mantener estos pocos puntos en mente lo ayudará a reducir lo que está buscando y le permitirá seleccionar una parrilla que hará que todos los amigos de su familia y amigos hayan creado una barbacoa para todo lo que ha soñado y más. Después de que se compre la parrilla y se establezca en su nuevo hogar, solo queda una cosa por hacer … ir a comprarte un delantal.

Deja una Respuesta