Los electrodomésticos modernos son una necesidad; Sin embargo, no todos pueden pagar el alto costo de los nuevos productos. Con un número récord de personas que viven con ingresos inferiores al adecuado, donar generosamente electrodomésticos usados ​​puede ayudar a las familias a vivir una vida mejor. Uno nunca sabe cómo sus contribuciones harán una diferencia significativa en la vida de los demás.

Las organizaciones benéficas locales siempre están buscando electrodomésticos usados, como refrigeradores, estufas, hornos microondas, tostadoras, lavadoras y secadoras; la lista es infinita. Si usted posee alguno de estos artículos y ya no los quiere o los necesita, piense en darlos como una donación. Es fácil: en primer lugar, verifique que sus electrodomésticos sigan funcionando correctamente. También puede considerar limpiarlos para ayudar a las siguientes personas a usarlos. Luego, llevarlos a una organización de caridad local que acepte promesas.

Donde mirar

Esto puede requerir un poco de investigación. Muchas organizaciones caritativas de todo el país tienen una ubicación en la mayoría de las ciudades, pero es posible que tenga que llamar para encontrar una cerca de usted. Alternativamente, puedes acercarte a una iglesia local o al ayuntamiento / ciudad y preguntar si están al tanto de alguna organización. Si sus artículos son demasiado grandes y voluminosos, la mayoría de las organizaciones caritativas tienen la capacidad de recogerlos. Por lo general, programar una recogida es solo una llamada telefónica.

Cómo ayuda la donación

Si bien puede que no sea lo primero que tenga en mente cuando piense en hacer una donación, es importante saber que su generosidad puede marcar una gran diferencia en la vida de otras personas. Cuando dona un aparato usado a una organización caritativa, pueden revenderlo o dárselo a una persona o familia necesitada. Aunque una reventa puede no ser tan emocionante de pensar, puede proporcionar fondos muy necesarios para apoyar otros esfuerzos caritativos. Por lo tanto, puede estar seguro de que su donación ayudará a la organización a brindar ayuda a los menos afortunados y dar una segunda vida a su artículo.

Donar aparatos usados ​​también es algo ecológico, en lugar de tirarlos en un relleno sanitario, donde los químicos del refrigerante, los retardadores de incendios y otros componentes pueden filtrarse en el suelo y las aguas subterráneas, creando peligros ambientales que durarán años.

Rebajas de impuestos

Un beneficio financiero al donar electrodomésticos usados ​​es que, en la temporada de impuestos, su carga fiscal puede ser menor si reclama la donación como una deducción. Pregunte al personal cuando deje sus electrodomésticos usados ​​si pueden proporcionarle más información.

Cualquier época del año es un buen momento para limpiar su hogar y donar las cosas que ya no necesita. Recuerde, “cada amanecer es una invitación para que nos levantemos y alegremos el día de alguien”, incluido el nuestro.

Deja una Respuesta