Solíamos pensar que las casas inteligentes solo existían en la ciencia ficción. Sin embargo, con la cada vez mayor “Internet de las cosas”, estas ideas de ciencia ficción se están convirtiendo en una realidad ante nuestros ojos. Por ejemplo, puede revisar su correo electrónico mientras está sentado en un semáforo. Las compañías de seguridad para el hogar le permiten armar y desarmar sistemas, y monitorear su casa de forma remota desde una tableta o un teléfono. Ahora, incluso los refrigeradores están aprendiendo a comunicarse. Las llamadas opciones de dispositivos inteligentes están creciendo rápidamente en popularidad. ¿Qué significa eso para el futuro de tu cocina?

¿Qué es un dispositivo inteligente?

Ya entiendes las capacidades de un teléfono inteligente. Imagina a los de un refrigerador. Un dispositivo inteligente puede conectarse a la web, lo que le permite transmitir música, reproducir videos, dejar mensajes para los miembros de la familia o incluso tomar notas sobre lo que necesita para recoger en la tienda. Ya no es necesario un bloc de notas magnetizado para anotar la leche y los huevos. Para algunos, esta tecnología puede parecer innecesaria, pero ha sido diseñada para hacer su vida más fácil.

Tener la tecnología para navegar por la web desde su refrigerador no es el único componente que realmente lo hace inteligente. Estas nuevas unidades, así como otros dispositivos, están diseñadas para trabajar con su compañía de energía para que sean más eficientes energéticamente. Un refrigerador está enchufado las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y otros electrodomésticos, como un microondas, consumen una cantidad significativa de energía en el hogar promedio. Cuando se diseñan teniendo en cuenta el entorno, estos dispositivos pueden reducir drásticamente sus facturas de servicios públicos.

¿Existe tal tecnología?

La tecnología ya está aquí, sin embargo, es algo limitada en este momento. Algunos fabricantes están trabajando para crear aplicaciones que le permitirán controlar sistemas inteligentes a través de su hogar. En un futuro próximo, puede sincronizar todos sus dispositivos con la misma red y controlarlos con solo deslizar un dedo.

Los principales fabricantes minoristas ya han puesto refrigeradores con pantallas táctiles. Al igual que en su teléfono, puede descargar aplicaciones en estas unidades para ayudarlo en la cocina. Los sistemas más nuevos tienen tecnología incorporada que ayuda a los técnicos a diagnosticar rápidamente una falla, a menudo reduciendo el tiempo de reparación a la mitad.

Un fabricante ha anunciado una línea de lavadoras y secadoras que podrán comunicarse entre sí. Mientras que el par no está en el mercado todavía, estas herramientas prometen grandes cosas. La nueva lavadora podrá decirle a la secadora qué tipo de ciclo de lavado acaba de completar. Esto permite que la secadora determine cuánto tiempo se debe ajustar el ciclo de secado para secar la ropa completamente. Algunas unidades incluso se comunican con la red de la compañía eléctrica para optimizar la eficiencia energética.

Aparatos inteligentes están aquí para quedarse. En los próximos años, la tecnología continuará avanzando y los nuevos productos ingresarán a los hogares de todo el mundo. Simplificarán las tareas cotidianas y alterarán la vida tal como la conocemos.

Deja una Respuesta