¡Seamos sinceros! Los electrodomésticos traen facilidad y comodidad a nuestra vida diaria. Nos ayudan a mantenernos organizados, ordenados y a ahorrar nuestro precioso tiempo. ¿Imagina lo que podría pasarte si tu lavadora falla de repente en medio de una escuela o semana laboral? ¿Seguro que no quieres que esto suceda bien? Bueno, este artículo pretende ofrecer algunos consejos simples pero útiles para ayudarlo a cuidar su preciosa lavadora y evitar ese costo de reparación.

La gente siempre dice “más vale prevenir que curar”, bueno, esto se aplica a nuestros preciosos electrodomésticos. Evitar que se dañen, lo que eventualmente lo ayudará a evitar las reparaciones, puede ahorrarle mucho dinero y a su familia muchos dolores de cabeza. Si tiene hijos, especialmente los adolescentes, su lavadora debe estar en buenas condiciones de funcionamiento todo el tiempo. Aquí hay algunos consejos y trucos rápidos para mantener su lavadora funcionando sin problemas y evitar la reparación de la lavadora.

Lea el manual del usuario.
Sé que no hay nada especial en esto, y se les ha dicho a todos que hagan esto. Pero la verdad es que a la mayoría de los compradores realmente no les importa. Más a menudo, el Manual del usuario se deja dentro de la caja y se olvida totalmente. Bueno, te diré qué? ¡Todo lo que necesita saber sobre el cuidado de su máquina está allí! Solo tiene que leerlo y guardarlo en un lugar seguro y fácilmente accesible cuando llegue el momento en que lo necesite.

Asegúrese de que su lavadora esté en una posición nivelada.
La nivelación adecuada de su lavadora es una necesidad para que funcione sin problemas y por un período de tiempo más prolongado. Si no está seguro de que su máquina esté arrendada a la perfección, puede usar un nivel de carpintero y colocarla encima de su lavadora. La nivelación perfecta es cuando la burbuja en el interior del dispositivo está perfectamente en la parte central del medidor.

Limpie regularmente la tina de la lavadora.
La limpieza de la tina de la lavadora incluye el llenado de la lavadora con agua en el ajuste más caliente. Vierta tres tazas de vinagre blanco destilado y una media taza de bicarbonato de sodio y deje que la lavadora realice un ciclo hasta que comience a drenar. Detén la máquina y avanza el ciclo para girar. Una vez que la máquina haya dejado de girar, vuelva a llenar la tina con agua fría y deje que la máquina realice un ciclo normal.

Limpie regularmente los dispensadores.
A medida que pasa el tiempo y con el uso repetido de la lavadora, las partículas se dejan y finalmente se acumulan en los dispensadores de la lavadora. Aquellos acumulados necesitan ser limpiados. Para limpiar los dispensadores, sáquelos de la máquina y sumérjalos en agua caliente. Elimine la acumulación de suciedad y partículas frotándolas suavemente.

Por último, y lo más importante, obtenga un mantenimiento periódico de su lavadora. Un técnico profesional en reparación de lavadoras ha entrenado los ojos para detectar problemas antes de que empiecen.

Deja una Respuesta